En Natural Cosmetic Lab seguimos avanzando en nuestra apuesta por las tecnologías limpias y respetuosas con el medio ambiente. Desde este mes de junio, toda la energía que utilizamos en la producción de nuestros cosméticos procede únicamente de fuentes enteramente sostenibles. Hemos impulsado un cambio de modelo energético 100% renovable, con el que abastecer todas las áreas de la empresa, desde oficinas, laboratorio, envasado y almacén.

El desarrollo sostenible se ha convertido en uno de los grandes retos de la sociedad y de la industria, para poder compatibilizar el crecimiento socioeconómico con la conservación del medio ambiente. Convencidos de ello, en 2016 iniciamos la construcción de nuestras nuevas instalaciones bajo un concepto de arquitectura sostenible basado en la reutilización de contenedores marítimos, con el consiguiente ahorro energético y de emisiones de CO2 a la atmósfera. Desde entonces, hemos realizado una fuerte apuesta por la transición a un modelo energético más sostenible con el que seguir mejorando la eficiencia de nuestras instalaciones y de nuestra actividad productiva. En esta línea, proyectamos un sistema de reutilización del agua sobrante utilizada en el proceso de fabricación y hemos ido avanzando hacia un suministro energético a partir de fuentes 100% renovables que, desde este mes de junio, abastece todas las áreas de nuestra empresa.

Junto a los muchos beneficios medioambientales, con este cambio hacia energías de origen renovable hemos conseguido reducir los costes energéticos de nuestros procesos productivos, lo que se traduce en una mayor competitividad de nuestra empresa.