Conservantes naturales en cosmética, hay alternativa a los parabenos

La cosmética certificada como ecológica garantiza el uso de conservantes naturales

Cada vez son más los estudios que alertan del impacto en nuestra salud de muchas de las sustancias utilizadas en cosmética y calificadas como ingredientes tóxicos o peligrosos. A ellas se les están atribuyendo muchas alergias, irritaciones en la piel, trastornos hormonales e incluso cánceres. Aprender a detectarlos y sustituirlos por formulaciones cosméticas que utilicen ingredientes naturales es invertir en nuestra salud.

Hay un ingrediente en concreto sobre el queremos hablarte: los Parabenos. Son potentes conservantes de amplio espectro, muy eficientes como fungicidas y bactericidas por lo que tienen una función conservante y protectora. Su nomenclatura química es “éster de para-hidroxibenzoico” y contienen metanol, etano o propanol. En la UE (Unión Europea), se les han asignado los siguientes códigos: E214, E215, E216, E217, E218 y E219. En cosméticos se suelen identificar también con estos nombres: Benzoato de sodio, el Sodium (y Ammonium) Laureate Sulphate. Utilizan el sufijo -paraben. Ejemplo: Metiloparaben, Propiloparaben, Butiloparaben, Etiloparaben.

El 90% de los parabenos que se utilizan son sintéticos, la mayoría de ellos derivados del petróleo y están presentes en la mayoría de productos cosméticos como dentífricos, cremas, desodorantes, champús, geles, tónicos, maquillaje, laca de uñas, etc.

Aunque los parabenos están catalogados por las autoridades sanitarias europeas como sustancias de baja toxicidad, todas las alarmas saltaron cuando en 2004, un estudio llevado a cabo por oncólogos en la University of Reading, en Edimburgo, en mujeres con cáncer de mama, revelaba altas concentraciones de estos parabenos en un elevado número de las biopsias. A este estudio siguieron otros que demuestran que estos tóxicos imitan la acción de las hormonas femeninas e interfieren en el sistema endocrino, forman parte de los archiconocidos disruptores endocrinos. Por ello, están implicados en el desarrollo de cáncer de mama.

En octubre de 2014, la Comisión Europea prohibió el uso de 5 parabenos en cosmética (Según (Reglamento (UE) nº 358/2014 de la Comisión).

  • Isopropilparabeno,
  • Isobutilparabeno,
  • Fenilparabeno,
  • Bencilparabeno
  • Pentilparabeno

Se considera que no hay suficiente información sobre sus riesgos por lo que no es posible evaluar su seguridad y por tanto no deben ser utilizados.

Por otro lado, diversos estudios han concluído que los parabenos son bien absorbidos por el tracto intestinal y perfectamente eliminados en la orina, pero cuando son absorbidos por la piel (cuando se utilizan externamente), parece que su eliminación no es tan sencilla y rápida.

Al igual que en muchos otros casos, la industria y el consumo exige un ritmo de producción que hace que los productos salten al mercado sin el suficiente tiempo de estudio y sin tener en cuenta muchas variables. Una vez más, parece ser que el problema no es del producto en sí mismo, sino de su uso indiscriminado y de nuestro volumen de consumo.

En Natural Cosmetic Lab sustituimos los parabenos por conservantes naturales, completamente inocuos para la salud del consumidor. Para mantener las propiedades de nuestros productos utilizamos Benzyl Alcohol o Dehydroacetic Acid. Nuestros extractos los conservamos en Potassium Sorbate que es inofensivo, ya que se metaboliza en el cuerpo humano en agua y CO2 y Sodium Benzoate, soluble y con un efecto antimicrobiano.

Se trata de ingredientes aceptados por todas las certificadoras de productos naturales ya que no comportan riesgo de toxicidad.. Son suaves, efectivos y no dañinos.

Nuestra cosmética, natural y ecológica, se se caracteriza por no contener:

  • Ningún producto derivado del petróleo
  • No incluye emolientes, aceites o grasas de síntesis.
  • No presenta siliconas
  • Libre de colorantes y perfumes de síntesis.
  • Sólo contiene conservantes autorizados explícitamente
  • Todos los procesos de fabricación son respetuosos con el medio ambiente
  • No experimentados en animales.

La cosmética certificada como natural o orgánica es la única que puede garantizar el cumplimento de todos los requerimientos de forma integral.

Fuentes:

Diario Oficial de la Unión Europea

www.safecosmetics.org

www.natrue.org

http://ec.europa.eu/health/scientific_committees/

www.ecoestetica.org

3 comentarios

  1. Alba

    Muy interesante. Creo que poco a poco vamos más encaminados a una cosmética natural o ecológica y sin química. Respecto a esto, los conservantes que nombráis también son de síntesis. Lo ideal sería utilizar consevantes vegetales (plantaserv) o biológicos (fermentados como el Leucidal), pero son poco asequibles y hay que utilizarlos en una cantidad mucho mayor que los anteriores… Qué otras opciones podemos encontrarnos que sean igual de eficaces? Me encantaría que se desarrollara este tema más a nivel industrial en España para que pudiéramos acceder a una cosmética natural 100%.

    • naturalc

      HOla Alba,
      Primero que nada, muchas gracias por tu interés por el tema. Tomamos nota de tus sugerencias para desarrollarlas en un futuro post.
      Saludos.

  2. Yoli Baez

    Hola Carolina, me encontré con tu artículo y me parece muy interesante, muchas gracias. Tengo una duda, mencionas el benzoato de sodio entre los parabenos, no lo sabía. Yo utilizo uno que compro en productos alimenticios y pensé que era totalmente inofensivo. Por otro lado comentas que en sus productos utilizan sodium benzoate, no es lo mismo??
    Agradecería mucho tu respuesta. Gracias de antemano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2021 My CMS

Tema por Anders NorenArriba ↑