El ácido hialurónico vegetal retiene el agua en la piel, incrementando la hidratación y aportando firmeza y juventud al rostro.

Si hay un ingrediente estrella en el mundo de la cosmética actual, sin duda es el ácido hialurónico. Seguro que has oído hablar de sus bondades más de una vez. Y no es de extrañar si tenemos en cuenta que es uno de los máximos responsables de que nuestra piel luzca joven y saludable. Pero, ¿sabías que contamos con alternativas vegetales para desarrollar nuestros cosméticos? Aquí te explicamos las propiedades y beneficios que este activo vegetal puede aportar a tu marca de cosmética.

¿Qué es el ácido hialurónico?

Nuestro propio organismo produce de forma natural el ácido hialurónico, con la finalidad de mantener estructuras de nuestro organismo como por ejemplo las articulaciones o la piel, ayudando a mantener las reservas de agua necesarias para favorecer la movilidad y acelerar la regeneración celular. Con la edad su producción se va reduciendo, haciendo que perdamos hidratación, lo que en la piel se traduce con la aparición de arrugas y la pérdida de firmeza.

Ácido hialurónico vegetal

El ácido hialurónico de origen vegetal se obtiene de procesos de biosíntesis a partir de cereales o celulosa, un proceso 100% natural en el que no utilizamos ningún ingrediente animal.

Este activo vegetal es capaz de retener el agua en la piel, incrementando la hidratación y la protección frente a los agentes externos y obteniendo como resultado una mayor firmeza y juventud de la piel del rostro.

Asimismo, a una mayor producción de ácido hialurónico, mayor es la producción de colágeno y por lo tanto menor aparición de arrugas.

En Natural Cosmetic Lab podemos fabricar diferentes productos con ácido hialurónico como principal activo. Toda una línea cosmética anti-edad con los que prevenir y tratar los signos del envejecimiento de la piel, aportándole un extra de hidratación.

Complementa tu rutina facial con una buena alimentación

Para potenciar los efectos de la cosmética, te recordamos que no hay nada como mantener una vida sana, en la que esté presente una buena alimentación, que nos ayude a obtener las vitaminas y nutrientes necesarios que también repercuten en la piel. En nuestra cesta de la compra podemos incluir muchos alimentos que nos ayudan a elevar los niveles de ácido hialurónico, como los tubérculos que activan su producción natural y verduras como pueden ser la espinacas, la coliflor, el brócoli, los espárragos, la lechuga, las coles de Bruselas o las judías verdes que son ricas en magnesio, esencial para la síntesis de ácido hialurónico.

¿Estás pensando en tener tu propia línea de cosméticos anti-edad? Consúltanos y te informaremos de todas las opciones que tenemos para ayudarte a hacer realidad tu proyecto.